La Relajación: Método Antiestrés

Relajacion

La Medicina holística está demostrando cada día, la importancia de la práctica de la relajación con fines curativos. Está cerca el día en que los médicos recetarán asiduamente, como medida terapéutica, la observancia de ciertos períodos de relajación y meditación diarios, para mantener una vida saludable llena de vigor y armonía con la naturaleza.

Las preocupaciones, las emociones, los enojos, los miedos, generan una disminución de nuestro campo energético, y cuando los niveles de energía son muy bajos, el cuerpo físico sufre, produciendo las diversas enfermedades que ya conocemos y que padece el hombre de este siglo. Esa es la relación entre el estrés y las enfermedades. La única forma de aumentar y mantener alta la energía es, el AMOR, es la fuerza que nos mantiene sanos. Debemos encontrar la parte positiva a cada situación, no importa cuán negativa nos lo parezca.

El hombre occidental está constantemente asomado al mundo exterior y con una ausencia total de sí mismo, esta actitud produce un estado de continua y creciente tensión. El hombre vive tenso por estar pendiente de lo que ocurre afuera, sin reposo en sí mismo.

La práctica de la Yoga nos ayuda a curar todas las lesiones producidas por la tensión, ahora, ¿Cuáles son esas lesiones o daños? Estos males generados por el estrés abarcan al hombre en varios niveles:

  1. El cuerpo físico: la tensión y el estrés que vivimos tiende a acumularse en algún órgano del cuerpo físico. Puede ser la cabeza, estómago, intestino o presión arterial, etc., la tensión sostenida afecta poco a poco la parte más débil y menos resistente del cuerpo físico generando enfermedad.
  2. El nivel afectivo: estas tensiones generan a su vez tensión emocional, que nos impide vivir con profundidad, reprimiendo nuestros afectos y sentimientos. La actitud rígida de nuestra vida cotidiana nos obliga a someter nuestra afectividad, que queda insatisfecha.
  3. El nivel mental: el actual ritmo de vida lleno de continuas preocupaciones y miedos perturba nuestra mente. También se ve afectada por los estados emocionales. La mente es nuestro principal instrumento para valorar, juzgar y decidir sobres las situaciones, pero si siempre esta agitada, funcionando sin descanso, pierde la capacidad de discernimiento ecuánime, perdiendo el control de la vida.

La relajación es una necesidad fundamental y básica. Nuestra vida es una cadena en la que se alternan la actividad con el reposo. Reposo que significa imbuirse en el mundo interior, de recuperación y renovación de energías. La relajación es lo opuesto a la acción. En efecto, mientras más aprendamos a practicar la relajación, estaremos mejor preparados para enfrentar la actividad. Sin el debido reposo o relajación, nuestras fuerzas disminuyen y el cuerpo físico, emocional y mental se van afectando hasta enfermarnos.

Habíamos expresado anteriormente que la práctica de la Yoga es un instrumento eficaz para recuperar la salud perdida y mantenernos en niveles óptimos de energía. Pero debemos señalar,  que para adentrarse en la práctica de la Yoga,  es necesario un entrenamiento previo de la Cultura Psicofísica, y debe complementarse con ejercicios mentales y la práctica del Yama  Niyama, es decir, la ética y la estética, la moral universal.

En el próximo artículo hablaremos sobre la aplicación de la relajación.

Articulo tomado de Revista Síntesis Acuariana, escrito por Migdala López Mena.

Volver al Listado de Artículos

Volver a la Página de Inicio