¡La Tierra Clama!

Planeta Tierra en manosCada 22 de abril nos unimos todos por el bien de nuestra MADRE TIERRA, la PACHAMAMA. La Fundación del Dr. Serge Raynaud de la Ferriére, como miembro de las Naciones Unidas, invita a la sociedad civil a hacerse ECO de esta gran celebración.

¡LA TIERRA CLAMA POR UNA VERDADERA TRANSFORMACIÓN! 

¡La tierra es viva! Su evolución está relacionada con la evolución de los seres pensantes que habitan en ella y aún son “hijos de la tierra”; esto es tanto fisiológica, psicológica como espiritualmente. El ser humano se ha alejado, se ha desconectado de su Madre Tierra. Este  alejamiento del ser humano , representa tanto el desconocimiento como la desconsideración por el hombre, de leyes naturales y cósmicas esenciales para orientarlo hacia una vida de equilibrio, creatividad y armonía. Observemos que este estado de conflicto, violencia y separatividad con nuestra Madre Tierra ha alcanzado niveles extremadamente graves, debido a que ha puesto en algunos momentos en riesgo, la propia supervivencia del planeta con todo lo que existe en él. Como toda “Madre” consciente de su Misión, la tierra clama, es decir, comunica, enseña, avisa a sus hijos con el lenguaje que le es propio.

!Es hora de asumir la responsabilidad!

Asumir la responsabilidad humana es entonces pensar, hablar y actuar a partir de la Consciencia Ecológica hacia la integración completa del Ser. Claro está, que el descubrimiento de esta consciencia es un proceso continuo, constante, un camino difícil donde tenemos que re- valorar conceptos que han sido introducidos en nuestra mente a través de la cultura, la religión, la ciencia, la sociedad y otros elementos “producidos” por la falsa imagen del hombre como centro del Universo (falso humanismo) y sustituirla por la verdadera imagen del hombre como síntesis del Universo (Nuevo Humanismo).

¿Un Nuevo Humanismo?

“Es hacia un nuevo humanismo que tiende la Misión del Aquarius, heredado por el conducto de todas las Gnosis y Filosofías del Espíritu de Sabiduría y de la Ciencia; humanismo caracterizado por un principio de reencuentro de los manantiales de práctica y respeto de toda creencia; de universalidad, donde la fuerza y el valor de cada uno servirán a la comunidad entera para el bienestar de todos , a fin de evitar las apropiaciones egoístas y personalistas de ventajas adquiridas sobre los planos material, intelectual y Espiritual.”1 Según la cultura universal el desarrollo de la Consciencia Ecológica pasa por siete etapas, donde en cada una de ellas deberemos elevar nuestro nivel de comprensión, siempre considerando los aspectos fisiológico, psicológico y espiritual. Los siete estadios son:

  • INSTINTO
  • EMOCION
  • INTELECTO
  • INTUICIÓN
  • VIRTUDES (su comprensión)
  • PRACTICA DE LAS VIRTUDES
  • REALIZACIÓN, INTEGRACIÓN.

Mientras los tres primeros estadios están aún dominados por un sentimiento de separatividad (mental inferior), a partir del cuarto estadio, la intuición, penetramos definitivamente en el plano del mental superior, es decir la verdadera expresión de la condición humana, que busca el nivel de relación no apenas del punto de vista cuantitativo, pero mucho más del punto de vista cualitativo (virtudes), que es la forma más adecuada con la cual nuestro mundo interno se comunica con el mundo externo.

¡La Tierra clama!

Sí, clama por seres humanos más alegres, tolerantes,  con un alto nivel de resilencia, de corazón puro,  dispuestos a contribuir desinteresadamente por el bien de su prójimo. Seres humanos ecológicos no solo por fuera, sino  por dentro, es decir, seres sensibles capaces de vivenciar internamente la integración completa de la tierra, la naturaleza, el universo, con su propio ser.  Seres humanos conscientes de su rol en el cultivo y utilización sustentable de los recursos de la Madre Tierra. 

!La Tierra clama  al CIUDADANO DEL UNIVERSO!

“Por primera vez, el hombre ha comprendido realmente que es un habitante del planeta, y tal vez piensa y actúa de una nueva manera, no sólo como individuo, familia o género, estado o grupo de estados; sino también como planetario”.

Concluimos estas pequeñas líneas anhelando haber despertado el interés en ver a la Madre Tierra con otros ojos.  

¡Feliz Día de la Madre Tierra!

1 . Dr. Serge Rayanud de la Ferriére

2  Vladimir Vernadski

Recopilación elaborada por el Biólogo, especializado en Ecología Sergio Utchitel

Volver al Listado de Artículos

Volver a la Página de Inicio